julio 27, 2021

MEDIO ALTERNATIVO.

Auxiliar de enfermería de 18 años de servicio le suspenden contrato por calamidad familiar. Hospital San Jerónimo

Otra travesura de Rubén, con la complicidad del Asesor Jurídico de la entidad de Salud. Una auxiliar de mas de 18 años de servicio en el hospital San Jerónimo de Montería, fue inducida a solicitar suspensión de su trabajo laboral en plena calamidad familiar. Con lagrimas en los ojos comenzó su relato.

La historia: nos reservamos el nombre de la auxiliar de enfermería para proteger la intimidad de su calamidad familiar.

18 de junio del 2020, aislada por tener contacto directo con paciente Covid-19 en pleno ejercicio de sus funciones, el paciente luego fallece.

30 de junio del 2020, fallece el padre de la auxiliar de enfermería del hospital por Covid-19

10 de julio del 2020, diez días después fallece el esposo de la auxiliar de enfermería por Covid-19

La auxiliar de enfermería se acerca al hospital a comentar su situación, ya que ella es hipertensa, mas las dos calamidades familiares y en el momento no se sentía en condiciones ni de salud tampoco anímica.

Lo cual expresa la auxiliar” el señor Jurídico Sergio Muñoz me recomienda que para que no se me cancele el contrato por las faltas haga una carta solicitando la suspensión del contrato del 30 de junio del 2020 hasta el 31 de agosto del 2020, lo cual hice y me la firma la jefe de las enfermeras Angelica Lara, la carta me la hicieron ahí mismo en el hospital” caramba que sorpresa, ósea que las personas contratadas por prestación de servicio no pueden tener calamidades familiares y mas que esta la prueba que uno de ellos murió en la misma institución de salud.

“cuándo regrese al hospital el 31 de agosto para solicitar mi reintegro, y hable con el señor gerente “Trejos” y este me dijo que ese tema era con el subgerente administrativo un señor de apellido “García” y este a su vez me dice que eso es con el Jurídico ósea “Sergio Muñoz” el mismo que me dijo que hiciera la carta de suspensión por los dos meses de mi calamidad”

Lo cierto es que después de tantas vueltas a la auxiliar de enfermería el contrato se le suspendió ya que nadie la reintegro y nadie sabe darle una explicación.

18 años de servicios y es tratada de esa manera después de estar aislada por motivo del contacto directo con paciente contagiado y después de tener dos calamidades familiares uno con su padre y otro con el esposo. Esto es de canallas lo que al parecer hace la entidad de salud más grande del departamento y en intervención como lo es el San Jerónimo de Montería, el gerente de los 35 millones de pesos mensuales acabado de llegar a estas tierras le niega el derecho al trabajo a una auxiliar que le ha dedicado toda su vida a la institución y que su sueldo es solo 1.500.000 ¿será una política de austeridad del señor Rubén Trejos?   

Que tristeza. Donde están las autoridades que puedan hacer vales los derechos de esta señora, madre soltera, hipertensa, en pandemia y ahora sin trabajo.

Compartir en
Hablando Claro Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.
× Haz tus denuncias aquí