junio 22, 2021

MEDIO ALTERNATIVO.

Democracia directa: ¿una posible alternativa?

Por: Javier Lopez

Citando la frase de los amantes a la fiesta taurina “es mejor ver los toros desde la valla”, podríamos decir que desde el extranjero podemos analizar la situación del país de forma diferente, no sé si mejor, pero sin duda la visión es distinta.

Un 2021 lleno de problemáticas a nivel mundial como la pandemia, y a nivel nacional como las masacres, los bombardeos y algunas decisiones desde el gobierno las cuales no parecen ser bien percibidas por gran parte de la población; si a eso le sumamos que comienza a caldearse el ambiente electoral, lo que se viene parece ser un ambiente de incertidumbre.

Vemos una ciudadanía que confronta las decisiones del ejecutivo y del legislativo, que no traga entero, que no se siente representada, que en algunas temáticas se identifica con un sector en especifico, pero que no termina de convencerse de ninguna de las opciones que hay sobre la mesa. Los ciudadanos mas que un mesías o un caudillo que llegue con una formula mágica a resolver las problemáticas que no se han resuelto en mas de dos siglos de vida republicana y centralista, lo que busca es sentirse participe de las decisiones que los afecta, tener voz, pero también voto en cada una de ellas, es decir participar de forma directa en la democracia.

La democracia directa para los helvéticos, es una expresión que el permite al pueblo pronunciarse a cerca de las decisiones tomadas por el parlamento, y a su vez formular proposiciones que de ser aceptadas se convierten en norma. Pero, ¿Seria la democracia directa al estilo helvético una alternativa para mitigar las problemáticas sociales de Colombia y convivir en medio de la polarización?

Es evidente que todos los países presentan particularidades diferentes, y que no se puede copiar el sistema de uno para implementarlo en otro, pero cabe la posibilidad de basarse en lo que funciona bien en otras naciones y mirar como se puede implementar; un ejemplo es el modelo pensional colombiano, el cual es una copia de Chile; si es bueno o malo ya es otra discusión. Lo que podría ser interesante, es el ejercicio ciudadano de poder refrendar lo que se decide en un congreso que muchas veces no representa el sentir popular, pero que es este ultimo el pueblo, el que se ve afectado por lo que se determine en el recinto parlamentario.

Que tal si se le pregunta a la población de la alta Guajira si ¿está o no de acuerdo con la continuidad del cerrejón en su territorio? O si se le pregunta a la comunidad de Ituango si ¿aprueban o no el proyecto hidroeléctrico?, el departamento de Santander puede ir a las urnas para decir si o no a la explotación del paramo de santurban y sus alrededores, los capitalinos hubieran podido decidir que tipo de metro les convendría mas. Son solo algunos ejemplos a nivel regional, pero a nivel nacional hay muchas mas preguntas, como la reducción o no del congreso, la aprobación de nuevo impuesto, todo eso debería ser aceptado o rechazado en las urnas por el constituyente primario.

La gran mayoría de los colombianos no se considera ni de izquierda, ni de derecha ni de centro, sin embargo, puede sentir afinidad en unos temas hacia un espectro político y en otras temáticas hacia otro espectro; la democracia directa facilitaría la libre decisión del ciudadano de no regirse a un programa propuesto por un caudillo, sino de quedarse con lo que él en su libertad individual de decidir, considera es lo mas apropiado. Lastimosamente, la clase política hace ver a la ciudadanía incapaz de decidir sobre sus propias vidas, y no quieren crear mecanismos que les hagan perder el control que tienen sobre la ciudadanía.

 si en verdad la oposición alternativa (dentro de la cual se encuentran políticos tradicionales, tanto en la coalición de la esperanza como en el pacto histórico) quisiera proponer un cambio que mejore las condiciones de vida de los colombianos, podrían comenzar por darles poder de decisión sobre los cambios que se deben hacer, e incluso dejar que la misma ciudadanía proponga sus propuestas, así sean equivocas, pues el pueblo es soberano.

Compartir en
Hablando Claro Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.
× Haz tus denuncias aquí