junio 22, 2021

MEDIO ALTERNATIVO.

¿Existe en Córdoba una política pública para habitantes de la calle?

Por: Adel Lopez Montilla

Hace un par de días miraba en redes sociales un video en donde un habitante de la calle ya mayor de edad gritaba y decía a los manifestantes “Muchachos, muchachos, si llegan a ganar en esta marcha, no se olviden de los habitantes de la calle” tiene que ser uno de piedra para no sentir una punzada en el corazón y tener mucho verano en los ojos para que no llegue el agua a ellos.
Por eso nos formulamos ese interrogante, porque no vemos en nuestro departamento Córdoba, una política pública dirigida hacia los habitantes de la calle.

“Históricamente, la percepción sobre la población que vive en la calle ha sido negativa, pues su forma de vida genera una ruptura en la apreciación de “normalidad” para el resto de la población, puesto que implica la realización actividades de su ámbito privado en espacios públicos, lo cual genera rechazo al desarrollar hábitos y comportamientos contrarios a los que suelen ser aceptados socialmente. Su apariencia física, falta de higiene, estados alterados de conciencia o actitudes amenazantes, tienden a ocasionar miedo o aprensión, y su interacción con el resto de las personas en el espacio público es principalmente de carácter funcional, mediada por actividades como el “retaque” (pedir dinero de buena o mala manera), solicitar alimentos, o, en ocasiones, buscar materiales con fines de reciclaje. Lo anterior, responde a un fenómeno social de carácter urbano y se presenta en lugares desde Daka en Bangladesh (Uddin MJ y otros, 2009), hasta de países de América Latina como Colombia, México y Brasil” MINSALUD.

Quizás por eso es que de la mano de nuestro gobernador Orlando Benítez no existe un plan de acción a favor de ellos, ¿será por qué los ven sucios, o no tienen cedula y no votan? En Córdoba los vemos como caminantes en las calles, o dormidos en los parques y andenes de las ciudades, ¿pero quien se preocupa por ellos? De verdad son invisibles ante tantos ojos de nuestra sociedad.

EN EL GOBIERNO DE AHORA LE TOCA AL PUEBLO NO VEMOS CLARO EL CAMINO PARA ELLOS, QUE SON GENTE Y SON PUEBLO, PERO SI OBSERVAMOS CON BUENOS OJOS INVERTIR 35 MIL MILLONES DE PESOS EN LA REMODELACION DE UN COLISEO DE FERIAS PARA LA GENTE DE BIEN.

Lo poco que reciben los habitantes de la calle en nuestro bello y rico departamento, es gracias a la mano caritativa de algunas fundaciones o personas que, si les duele su condición, jornadas de aseo, salud y alimentación son producto de la caridad de terceros y no el accionar de la autoridad gubernamental, que parece importarle poco o nada la existencia de ellos.

Por otro lado, es importante aclarar que la mendicidad en condición de habitante de la calle no es un delito, por eso existen unos Referentes Jurídicos Frente a la Población Habitante de Calle.

Si bien es cierto no se puede trasladar a los habitantes de la calle a un centro de rehabilitación o de protección en contra de su voluntad, si se les debería prestar todo tipo de atención ya que el estado está en la obligación de hacerlo, ojo no todo habitante de calle tiene algún tipo de problemas con estupefacientes, algunos están porque no tienen a donde ir.

“Dado lo anterior, se han desencadenado una serie de retos para el Estado con la finalidad de generar condiciones de vida dignas, tanto para la población que optó por la vida en calle, como aquellos que quieren salir de ella” MINSALUD.

Es hora que nuestros gobernantes dejen de hacerse los locos con el tema, es hora que las obras encaminadas al mejoramiento de la calidad de vida del habitante de la calle, haga parte de una política Publica departamental ejecutada por las dependencias delegadas en el tema y no se convierta en show egocéntricos que sirven de estudios fotográficos para querer mostrar lo que por ley están obligados y no ser presentados como obras de caridad, señor Gobernador Orlando Benítez, LOS HABITANTES DE LA CALLE TAMBIEN SON PUEBLO.    

Por acá les dejo estos conceptos que nos entenderán lo que es un habitante de calle.

Política Pública Social para habitantes de la Calle: constituye el conjunto de principios, lineamientos, estrategias, mecanismos y herramientas que orientarán las acciones del Estado colombiano en la búsqueda de garantizar, promover, proteger y restablecer los derechos de las personas habitantes de calle, con el propósito de lograr su rehabilitación y su inclusión social (Ley 1641 de 2013)

Calle: “lugar donde los habitantes de calle residen habitualmente y que no cumple con la totalidad de los elementos para solventar las necesidades básicas del ser humano”. (Ley 1641, 2013).

Habitanza en calle: es un fenómeno social urbano multicausal, caracterizado por el desarrollo de hábitos de vida en calle, en el que interactúan problemas estructurales de origen diverso que podrían desagregarse en i) pobreza, desigualdad y exclusión social ii) factores de riesgo para el ingreso de la vida en calle tales como: la violencia sexual e intrafamiliar, expulsión de entornos escolares y familiares, consumo problemático de sustancias psicoactivas, precariedad o inestabilidad económica y desplazamiento forzado; iii) problemas relacionados con la forma de vida en calle, dentro de los cuales se pueden encontrar: a) la vulneración de derechos fundamentales para los actores del fenómeno a saber: derecho a su integridad física, a la honra, al libre desarrollo de la personalidad, a la libre movilidad, a la educación, al trabajo en condiciones dignas y justas, a la familia (el cual incluye la protección contra la violencia intrafamiliar), a la participación política y social, a la libre asociación, a la justicia, a la seguridad, a la salud, a la seguridad social, al acceso a la cultura, a la vivienda digna y a la alimentación adecuada) y b) problemas relacionados con la interacción con los otros ciudadanos tales como: apropiación del espacio público como privado, la percepción de inseguridad que generan, la comisión de delitos menores, la utilización de las redes del narcotráfico para el expendio de droga y la convivencia conflictiva que algunas veces establecen con el resto de la población. (MSPS, 2017)

Habitante de la calle: Persona sin distinción de sexo, raza o edad, que hace de la calle su lugar de habitación, ya sea de forma permanente o transitoria. (Ley 1641 de 2013)

Habitante en calle: persona que hace de la calle el escenario propio para su supervivencia. Sin embargo, alterna el trabajo en la calle, la casa y la escuela. Es decir, cuenta con un espacio privado diferente de la calle donde reside (sea la casa de su familia, la habitación de una residencia o un hotel). (Barrios, Góngora y Suárez, 2006).

Conocidos estos conceptos, nos volvemos a preguntar ¿estamos siendo excluyentes en Córdoba, con el habitante de calle?  

Compartir en
Hablando Claro Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.
× Haz tus denuncias aquí