junio 22, 2021

MEDIO ALTERNATIVO.

¡Asolearse el ano! La nueva tendencia que arrasa en redes y le gusta a la gente

Mientras los especialistas confirman que esta parte del cuerpo no es una zona con habilidades especiales para la concentración de la luz del sol, algunos se les ha metido en la cabeza que es buena idea seguir enseñando haciéndolo.

Cada día se ven más ocurrencias alocadas en las redes sociales y una de ellas que llamad mucho la atención hace poco fue la práctica de asolearse el ano, tomarse una foto y compartirlo en internet.

Este ejercicio, conocido en inglés como «butthole sunning», consiste en exponer el ano a la luz solar durante unos 30 segundos. Los adeptos a esta curiosa práctica defienden que asolearse el ano aporta beneficios para la salud.

Aún así, advierten de que no hay que excederse en los tiempos ya que es una zona delicada, sin embargo, las personas no les han prestado atención a las recomendaciones. 

El hashtag #buttholesunning  se volvió  ‘trending topic’ en 2019 y comenzó a ganar adeptos en California. «Sí, hay personas que, cuando ven salir un rayito, en lugar de su cara, ponen su culo al sol porque están convencidos de que la vitamina D tiene preferencia por esta zona y que así la van a sintetizar en grandes cantidades», mencionaron algunos.

Según los eruditos del tema, literalmente dicen que «tan sólo 30 segundos de luz solar en el culo te aporta más energía de la que recibirías estando un día entero al aire libre». 

Por otro lado, las consecuencias de tener quemaduras podrían ser reales, esto lo confirma el Dr Eduardo López-Bran, dermatólogo, colaborador de #SaludsinBulos, y jefe del servicio de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que pone cordura a todo este tema.

«No es conveniente tomar el sol en las zonas íntimas porque además de que éstas son muy sensibles, no están acostumbradas a recibir los rayos solares. Se pueden quemar fácilmente con el consiguiente riesgo de cánceres cutáneos a corto y largo plazo. Además, hay que advertir que, incluso cuando se hacen tratamientos con rayos ultravioleta para tratar enfermedades dermatológicas, como por ejemplo la psoriasis, siempre se protege esa zona en el paciente para que no quede expuesta», explica el profesional, que asegura que se hace precisamente porque el riesgo de quemaduras es muy elevado en la zona de los genitales.

Recalca que es cierto que un 90% de la vitamina D llega por la síntesis cutánea, es decir de la exposición de nuestra piel al sol, y que tan solo un 10% llega por la alimentación, pero  recuerda que no hace falta exponerse al sol de esa manera para adquirirla, ya que «una exposición moderada (no tomar el sol, simplemente exponernos a él) y la adecuada fotoprotección generalmente permite la absorción de suficiente «luz» para activar la síntesis de vitamina D».

Mientras los especialistas confirman que el ano y el perineo no es una zona con habilidades especiales para la concentración de la luz del sol, algunos se les ha metido en la cabeza que es buena idea seguir enseñando su ano al mundo. 

Compartir en
Hablando Claro Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.
× Haz tus denuncias aquí