septiembre 24, 2021

Medio Alternativo

La paja en el ojo ajeno

Por: Javier Lopez

La ciudadanía colombiana en su rica y hermosa diversidad, en ocasiones por querer demostrar sus fortalezas (la cuales son muchas, pero no se deben maximizar) cae en el error de remarcar las dificultades de los demás, es decir cambian la frase “yo soy el bueno” pero “él es peor que yo”.

Desde el presidente de la República, pasando por actores, cantante y diferentes tipos de artistas (con algunas excepciones), hasta el vendedor ambulante, ven con preocupación he incluso con miedo lo que pasa en otros países, calificando sus sistemas de gobierno como dictaduras represivas que violan los derechos humanos. Hace unos años lo hicieron con Venezuela, olvidando que durante las décadas de los 80, 90 y en especial el periodo del 2002 al 2010, una gran cantidad de compatriotas se vieron la necesidad de abandonar el país rumbo a tierras bolivarianas, puesto que la violencia de grupos armados y sobre todo el desplazamiento con el silencio cómplice del estado los obligó a emigrar.

Esta vez, el turno le corresponde a Cuba, un país del que muchos se creen con la autoridad de hablar y de opinar, pero en realidad son muy pocos los que pueden explicar la situación que se vive en la mayor de las Antillas. Lo que, si resulta por lo menos curioso, es que sean los colombianos los que tilden al gobierno de la isla como dictador y violador de derechos humanos, y osen decir que en Cuba se muere la gente de hambre.

Que bueno que esos que les encanta criticar lo de afuera se compraran un espejo, para que así puedan evidenciar lo que pasa en Colombia. Tener la osadía de tildar de dictadura a otro país, cuando en el propio todos los poderes públicos, tanto el legislativo, el ejecutivo y sobre todo el judicial, son controlados por el partido de gobierno, el cual tiene una voz de mando a la que el resto obedece. Decir que en otro país se violan los derechos humanos, cuando hasta el momento van mas de 40 muertos a manos de las fuerzas del estado, sin tener al menos la humildad de reconocerlo, por el contrario, llaman a los jóvenes de terroristas de baja intensidad, y para completar la cereza, los medios arrodillados al establecimiento hacen eco de dichas acusaciones temerarias cada “semana”. Gritar a los 4 vientos que el pueblo cubano se muere de hambre, cuando el pueblo Guajiro no tiene una gota de agua potable para consumir, el camino hacia el cabo de la vela esta lleno de cactus y de peajes humanos (especialmente de niños) en los cuales no piden plata sino unos cuantos centímetros cúbicos del preciado liquido vital H20.  Se tiene que ser muy caradura para criticar la miseria de otras naciones cuando en la propia hay departamentos como El Chocó, y gran parte del caribe y el pacifico que no cuentan con saneamiento básico.

Lo ultimo que se pretende es defender a otros gobiernos que pueden estar implementando conductas dictatoriales, pero Colombia es el menos indicado para hablar de la materia, se le recuerda que la isla cubana se encuentra con mejores indicadores nuestro, en las áreas de la salud, educación, cultura y deporte, a pesar del bloqueo económico al cual han estado sometidos desde hace varias décadas. En lugar de señalar el autoritarismo de otros gobiernos, se le invita al presidente que tome una decisión de estado y respete las valoraciones realizadas por la Comisión Internacional de derecho humanos.

Compartir en
Hablando Claro Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.
× Haz tus denuncias aquí