Casi 1.500 fallecidos en córdoba y ningún habitante de la calle en esa lista

Si hay algo que nos preocupó al inicio de la pandemia fue la suerte de los habitantes de la calle.

Ellos están sin dolientes, viven del día a día y de lo que la gente por caridad les daba en las noches largas de ocio o parrandas, pero en esta cuarentena como iban a hacer si nada de eso había.

Sé que muchos se planteaban esas preguntas, pero al mismo tiempo eran angustias al imaginar su suerte, la popo, el monedita, entre otros. ¿cómo sobrevivirían a esta dura prueba? sin las ayudas de caridad ni las sobras de la gente, es duro decir sobras, pero son pocos los que daban un plato limpio sin ser manoseado para ellos.

Pero después de más de cuatro meses confinados y de ver tantos amigos fallecidos, cosa que lamentamos con profundo dolor, no existe ningún registro oficial que nos diga que algún habitante de la calle haya fallecido por culpa del coronavirus, no sé si en Colombia lo hay, pero en el departamento no conocemos gracias a Dios el primer caso.

Al inicio muchos de ellos fueron llevados a las instalaciones del Colegio José María Córdoba conocido naturalmente como el Nacional o el CONALCO, a donde recibieron atención médica y alimentación y demás cuidados, pero luego de casos conocidos de positivos en los habitantes, fueron trasladados a una finca a las afueras de la ciudad y hasta el momento no se conoce el paradero de ellos, ni mucho menos su suerte y su estado de salud.

Pero regresando a la incógnita inicial del por qué no hay datos oficiales de habitantes de la calle fallecidos en córdoba si al parecer son los más vulnerables, indagamos con tres médicos que nos arrojaron unánimemente la misma respuesta.

Los tres galenos coinciden en algo que a voces se dice, pero faltaba que un profesional en la materia lo afirmara, el sistema inmunológico de un habitante de la calle es envidiable y más en estos momentos. Uno de ellos me decía “Yo me tomo un vaso con agua del grifo (la llave o la pluma) y de una me da una gastroenteritis, mi estómago no está acostumbrado a eso, ellos toman agua de donde sea y no les pasa nada, porque su sistema inmune se adaptó y puedo sobrevivir a parásitos, virus y bacterias, sin decir que no hay casos en donde se ven afectados, pero el común no es así”

Ese relato nos llena de alegría al ver a la famosa popo o Bernilda Gabalo como es su nombre, peleando con la gente en la calle y amenazando con piedras a todo el que la ve maluco, es grato verlos sanos y deambulando por su mundo, bastante problemas se han traído a sus vidas para cargar con una pandemia de las que difícilmente se pueden proteger por sus propios medios, acaso alguien ha visto alguno de ellos con tapabocas? Seguro que no. Ellos son de hierro y mueren por otras causas diferentes al Covid.

Si los ves por ahí ayúdalos, que si para ti ha sido difícil, imagínate como será para ellos.   

Compartir en
Copyright Hablando Claro © Todos los derechos reservados. | CoverNews por AF themes.
×

Powered by WhatsApp Chat

× Haz tus denuncias aquí