"El hospital San Jerónimo no podrá ser liquidado" Supersalud, se les cayó la vuelta a los que querían hacerlo.

 

Los cordobeses debemos estar muy entusiastas con lo expresado por la Supersalud, hay que tener en cuenta que tenemos un hospital público en manos de la politiquería que buscaba terminar de acabarlo para luego liquidarlo. No es posible que pasado tres años largos aún siga intervenido y con dos gerentes, un agente interventor y un gerente de ley 550 que se ganan aproximadamente más de 70 millones entre los dos.

También es importante que el nuevo Súper investigue la procedencia del actual y anteriores interventores, quién los trajo y cuotas de quién. Juan Carlos Guardo, Luz Patricia Sánchez, Omar Prieto, Rubén Trejos, deben ser investigados por contribuir a la.crisis del San Jerónimo de Monteria.

El Superintendente de Salud, Ulahí Beltrán López, hizo la.siguiente afirmación durante el Foro Nacional en el que se analizó los elementos centrales de la reforma a la salud y el papel del hospital público, señaló que los hospitales públicos no podrán ser liquidados.

Según explicó Beltrán López, “no podemos acabar con lo que es el patrimonio social de los colombianos y, por el contrario, tenemos que fortalecerlos con equipos de alta tecnología y con servicios que permitan que la ciudadanía reciba una atención garantizada y con calidad”.

 

En su intervención, el superintendente contó que uno de los objetivos del actual gobierno se basa en fortalecer la red pública hospitalaria y poder dotar de atención los lugares más distantes del país, donde actualmente se reportan diversas fallas en cuanto al acceso a servicios. (Le puede interesar: ¿Cómo mejorar el sistema de salud en Colombia?)

En la actualidad, son diez los hospitales que se encuentran bajo medida de intervención forzosa para administrar por parte de la Superintendencia. Sobre este tema, el Superintendente apuntó que se “está haciendo un seguimiento especial a la gestión desarrollada por los agentes interventores designados en estos centros asistenciales para evaluar los indicadores de recuperación y desempeño”.

Para Beltrán, no puede ser posible que todavía cuenten con entidades hospitalarias que llevan cinco y seis años intervenidos sin mostrar avances contundentes de gestión. Por eso, “se está realizando una revisión del proceso de remuneración de los agentes interventores, ya que los altos pagos que reciben pueden estar contribuyendo a la fragilidad financiera de hospitales que están en crisis”.

Hablando Claro

Noticias de una forma de expresión independiente