HEY! Renovamos: síguenos enFacebook

DATOS CURIOSOS

Mientras unas ratas en la India se comieron 18 mil dólares, en Colombia otros roedores se tragaron 3 billones destinados para la pandemia.

2 Mins read

Son dos casos diferentes, en países diferentes y contexto diferente, la única coincidencia es que roedores se comieron dineros que no eran de ellos.

El primer caso ocurrió en Tinsukia, Assam; ciudad de India, donde un grupo de ratones entraron a cajero electrónico y destruyeron 18 mil dólares dejando sorprendidos a quienes descubrieron el insólito hecho.

Fue un grupo de técnicos del Banco Estatal de India (SBI) quienes decidieron revisar el cajero luego de que varios usuarios se quejaran de que el aparato en cuestión no entregaba billetes, señaló la policía del distrito de Tinkusia.

Sin embargo, al abrir el cajero se encontraron con una inesperada y desagradable sorpresa; una rata muerta encima de una pila de billetes destruidos.

“El cajero automático estuvo fuera de servicio durante unos días y cuando nuestros técnicos abrieron el quiosco nos sorprendió encontrar billetes triturados y una rata muerta. Hemos iniciado una investigación sobre este raro incidente y tomaremos medidas para evitar que se repita”, dijo Chandan Sharman, gerente de la sucursal bancaria en Tinsukia, para la agencia ‘Reuters.

El segundo caso sucedió en nuestro país Colombia, en donde unos roedores de dos patas se tragaron la módica suma de tres billones de pesos destinados para la pandemia en contratos de prevención y promoción Covid-19, Kit alimenticios y contratos de publicidad.

Lo que no puede ser sorpresa es que nuestros roedores locales en el departamento de Córdoba también participaron en el robo de dineros públicos, ya que, según los hallazgos de la Fiscalía, parte de ese dinero fue despilfarrado en este territorio. Por eso ya vamos adelantado en esa investigación y solicitamos a la gobernación de Córdoba relación de esos contratos celebrados durante toda la pandemia, por su puesto la respuesta fue a medias y por ahí arrancaremos con nuestras denuncias que radicaremos en la ciudad de Bogotá si tenemos en cuenta que no existen las garantías en los entes locales.

Bogotá, Bolívar, Antioquia, Atlántico, Valle del Cauca, Córdoba, Sucre, Cauca, La Guajira son los departamentos donde más habrían ocurrido estos casos de corrupción.

Dos perdidas de dineros, el primero por seres vivos irracionales, el segundo por seres vivos racionales que saben perfectamente para que se tragaron la plata que era para la salud y miles de colombianos que la necesitaban en épocas difíciles.

Esos roedores si hay que capturarlos.