HEY! Renovamos: síguenos enFacebook

MUNICIPIOS

Un nepotismo que no gestiona nada, pero está hambriento de poder, Gabriel Calle habla de elefantes blancos

2 Mins read

Ha causado mucha curiosidad escuchar en una entrevista a Gabriel Calle Demoya, hablar de “No haremos elefantes blancos en Montelíbano y que por el contrario en su periodo de alcalde acabó con ellos” sin embargo es importante recordar que en la administración pasada de Francisco Alean y del cual se presume que mandó en cuerpo ajeno, en Montelíbano conocen perfectamente el grupo del Camino Correcto dejando elefantes blancos que al día de hoy no se han terminado. ¿Se estaba autoreclamando Gabriel Calle en esa entrevista? ¿Será que las investigaciones por la presunta desviación de mas de 50 mil millones de pesos fueron cerradas, qué pasó con Jaguazul?
Cómo es posible que un ciudadano que haya aspirado a ser alcalde de un municipio y haya recogido el clamor de un pueblo para configurar un programa de gobierno y luego por virtud de la ley al no ser elegido le otorguen la oportunidad de ser representante comunitario en la corporación concejo , no haya movilizado sus propuestas no haya perseguido gestionar soluciones para su pueblo y más con el favor de un hijo en la gobernación( Gabriel Calle Aguas, aspirante a la gobernación de Córdoba) y otro en la Cámara de Representantes ( Andrés Calle Aguas) , es insólito, inaudito que ahora pretenda ser el ungido destinado a redimir a su municipio luego de exprimir sus recursos de manera perversa y maquiavélica y tenga el coraje de enlodar la honra de otro que ha gobernado con las limitaciones de la naturaleza , las inclemencias del COVID , los paros y demás improperios de los opositores que han desgastados con sus denuncias injustas , y a pesar ha conseguido marcar una huella con sus más de 60 obras de infraestructura y sus programas sociales en favor de los más necesitados niños , adolescentes , jóvenes mujeres personas en condición de discapacidad en fin obras de enfoque diferencial y carácter inclusivo como nunca en la historia de Montelíbano .

No tiene presentación que la gente ignore el pasado de un hombre cuestionable y sin don y sensibilidad social, orgulloso y egoísta, ambicioso que no ve sino la ocasión de incrementar su riqueza y poder.
No más clan Calle, no más humillación, en Montelíbano tienen el derecho de decidir lo más conveniente para la comunidad.

No hay derecho a tanto nepotismo con ansias de poder pero no de gestión para una región.