Una imagen que habla por sí sola, pero hoy todos se lavan las manos diciendo «que ellos informaron y que no los atendieron»

Foto Gustavo Santiago Noticias

Por: Adel Lopez Montilla

Lo que está viviendo el departamento de Córdoba y que se agudiza en el Bajo Sinú y el San Jorge, en especial Ayapel, no tiene presentación, mucho menos excusa.

Si bien es cierto que contra la fuerza de la naturaleza nadie puede, eso dicen, hasta el momento no tenemos ningún documento que certifique que los mandatarios en estas zonas afectadas hicieron o por lo menos intentaron darle la batalla al invierno en épocas de verano cuando todos evidenciaban los puntos críticos.

Hoy todos se señalan unos con otros, a nivel local y extensivo al Gobierno Nacional, es que el problema no da para más, las pérdidas son incalculables, los dignificados siguen creciendo y las soluciones son escasas.

Lo único que atinan a decir los mandatarios sobre la tragedia invernal, es que contra la naturaleza nadie puede y no falta el que le tire la culpa a la pandemia y que por eso no pudieron adelantar los trabajos de prevención.  Pero ¿Quién se encargará de hacer las respectivas investigaciones? ¿Quién dice la verdad? Todos hablan, pero nadie muestra la evidencia mucho menos denuncia si es que tienen la razón.

Cuando el ganado y demás animales se ahogan es porque hay mucha agua en el entorno y pocos puntos secos, y lo poco que queda sin agua también se inundaran ya que las bocas que son la problemática anunciada siguen vertiendo el liquido con todas sus fuerzas.

Mirar esa foto nos da para decir que el ejercicio se perdió, que las estrategias fallaron o nunca existieron que pudiese mitigar un poco lo que hoy vemos, desolación, perdidas y muchos candidatos a las próximas elecciones en lo suyo.

Compartir en
Copyright Hablando Claro © Todos los derechos reservados. | CoverNews por AF themes.
×

Powered by WhatsApp Chat

× Haz tus denuncias aquí