“Vidas de papel” la película turca que nos aterriza a la realidad y saca lagrimas

Las producciones turcas siguen aumentando su nivel. El gran contenido en sus películas ha cautivado a los consumidores de largometrajes en el cine mundial y plataformas de películas.

Netflix nos trae esta gran producción, Dirigida por el cineasta Kane Ulke, “Vidas de papel” (“Kagittan Hayatlar” en su idioma original y “Paper Lives” en inglés) es una película turca de Netflix que sigue a Mehmet, un hombre que, a pesar de padecer una grave enfermedad, afronta el día a día de la mejor manera posible.

Vidas de papel” comienza cuando Mehmet acude al hospital por una complicación en los riñones y ve entrar en la sala de urgencias a una mujer con su pequeño hijo en brazos. Un día después, de vuelta en el depósito de residuos, el protagonista escucha un ruido y encuentra a un pequeño y temeroso niño en medio de la basura.

Vidas de papel es el reflejo de lo que pasa en todo el mundo, sea el país en vía de desarrollo, subdesarrollado, o de los llamados países potencias mundiales. Lo que para unos es basura y estorba, para otros es su fuente de trabajo y la única manera que la vida le brinda para obtener ingresos.

Pero detrás de la basura y de las personas que trabajan en ella, hay una historia que contar, una tragedia vivida o una mala experiencia por vivir.

Las oportunidades en el globo terráqueo, no son para todos y muchos niños en el mundo, el país y nuestra ciudad, hacen parte de este entorno difícil, triste y olvidado.

Los invitamos a que la vean en familia, para que les enseñen a nuestros hijos la diferencia entre la opulencia y la miseria, entre las oportunidades y la desigualdad.

Vidas de papel una película que saca lágrimas, que te invita a reflexionar y te recuerda que detrás de cada persona que vemos recogiendo basura, hay una vida, hay una esperanza en cada uno de ellos.   

Compartir en
Copyright Hablando Claro © Todos los derechos reservados. | CoverNews por AF themes.
×

Powered by WhatsApp Chat

× Haz tus denuncias aquí